El avión del Club Green Cross:

bluebird3

Moderador
Miembro del equipo
1 Dic 2010
29.103
1.100
8
Chile
fotodecima.php

Alfredo Gutiérrez estaba viendo televisión cuando se enteró de la noticia. Han pasado más de 50 años del episodio, pero las sensaciones fueron prácticamente las mismas: asombro, angustia y, de una manera muy compleja, gratitud.

El miércoles 4 de febrero, sentado en el living de su hogar, supo que los restos del avión en el que debió morir en 1961 habían sido encontrados en Linares. De un momento a otro, el recuerdo de Héctor Toledo, con quien intercambió pasajes aquel fatídico 3 de abril, irrumpió nuevamente.

De no ser por ese trueque, los restos recientemente encontrados, quizás, serían hoy su secreto mausoleo. De allí probablemente proviene esa noción de agradecimiento; de no haber subido a ese avión, de estar vivo, de continuar junto a su esposa.

“Para mí fue una sorpresa el hallazgo, porque creía que eso lo habían encontrado hace 54 años. Imagínate, yo debí haber ido en ese avión, debí haber muerto en esa nave y, sin embargo, estoy acá, enterándome de todo esto”, confiesa quien fuera delantero del extinto Green Cross.

En Linares, a 3.000 metros de altura, los montañistas Leonardo Albornoz y Lower López encontraron lo que por cinco décadas no fue más que una leyenda de la zona: el fuselaje de la aeronave que, en 1961, se estrelló con ocho jugadores y el DT de los Pijes a bordo.

Pero el descubrimiento no fue al azar. Ambos andinistas crecieron cerca del sector en que se produjo la desgracia y, por lo mismo, lo conocen a cabalidad. De hecho, la de febrero era la tercera incursión que hacían a la montaña, luego de aproximaciones realizadas en enero y abril del año pasado.

Aun así, pese al convencimiento que mantenían de encontrarse con los vestigios de la aeronave, no dejaron de sorprenderse. “Yo pensé que el avión iba a estar completamente desintegrado, pero encontramos gran parte del fuselaje. Fue conmovedor y emotivo”, reconoce Albornoz.

Green Cross, campeón chileno en 1945, dejó de existir hace 50 años, cuando se trasladó desde Santiago hasta la Novena Región, para fusionarse con Deportes Temuco. Pero quienes defendieron su camiseta se han encargado de mantener vivo el recuerdo de los que fallecieron en la cordillera.

Santiago García, quien se desempeñara como lateral derecho en la década de los ‘60, cree que con este escenario se comienza a poner fin a un ciclo. “Se cierra una etapa, ya que siempre quedó la duda de dónde estaban los demás restos. Lo que se llevó a las urnas fueron muy pocos restos reales de las víctimas”, comenta.

Es allí, en el círculo familiar de los desaparecidos, donde seguramente golpea más fuerte este suceso. Está la esperanza de, ahora sí, poder realizar los funerales que sus seres queridos se merecen. “Me llamaron familiares de tres víctimas. Estaban contentos y emocionados. Nos dieron las gracias y los vamos a ayudar en lo que necesiten”, confiesa Leonardo Albornoz.

En tanto, Carlos Al-Konr, jugador que no viajó, por estudios, propone un acto de simbolismo puro: “Sería bonito ir y hacer un homenaje en el lugar del último hallazgo. Pero lo que también sería bonito es que los restos de personas sepultadas hace 54 años se exhumaran, para poder determinar a quién corresponden, porque eso les daría la posibilidad a los familiares de lograr tranquilidad”.



Fuente: http://www.latercera.com/

http://www.bombadecima.cl/
 

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
Ese accidente siempre ha estado rodeado de un aura misteriosa, de hecho se supone que fue encontrado al poco tiempo, ademas habia suposiciones que los ataúdes contenía solo piedras y como siempre la hipotesis tipo X Files, leva un cargamento no precisado.


http://chile-catastrofes-tragedias.blogspot.com/2010/09/accidente-aereo-equipo-de-futbol-green.html

ACCIDENTE AEREO DEL EQUIPO DE FUTBOL GREEN CROSS DE TEMUCO,
LONGAVI, 3 DE ABRIL DE 1961




Tragedia de Green Cross

(www.greencross.latinowebs.com)

La tragedia de Green Cross, cuando el avión en que viajaba el plantel de la cruz verde sufrió el accidente en el que murieron prácticamente todos sus jugadores.

La tragedia ocurrió el 3 de abril de 1961 y Green Cross regresaba de Osorno, donde había enfrentado al cuadro local por el torneo de apertura "Copa Chile" que, con aires de expansión, incorporaba a equipos de todo el país.

" El lunes 3 de abril de 1961 a las 23:57 horas, en la ladera noreste del cerro "Lástimas" (cerca de Linares), se estrelló un DC-3 de LAN. En su interior viajaban futbolistas de un equipo capitalino llamado Green Cross, su cuerpo técnico, dirigentes y tres árbitros. El aparato fue encontrado una semana después. No hubo sobrevivientes......." ( Diario de la época )


En ese accidente perdieron la vida,

-Luis Medina, dirigente de la ANFA;

-Pedro Valenzuela, funcionario de la ACF (Asociación Central de Fútbol);

-Gastón Hormazábal Díaz,

-Lucio Cornejo Díaz y

-Roberto Gallano Guzmán, árbitros;

-Manuel González, kinesiólogo;

-Arnaldo Vásquez Bidoglio, entrenador;

-Eliseo Mouriño Oyarbide,

-Héctor Toledo Pozo,

-Dante Coppa Mendoza,

-Berti González Caballero,

-David Hermosilla Alcaide,

-Alfonso Vega Mundaca,

-Manuel "Lito" Contreras Ossandón y

-José Silva León.


Todos ellos viejos "pijes" de Green Cross, que "partieron llevando en sus corazones grabados los colores de esa institución , tal como lo señalaba el olvidado himno deportivo de ese club", como señala Carlos Al-Konr Parra, que fue uno de los jugadores que se salvó, porque no viajó, lo mismo que Miguel Iturrate, por obligaciones propias de su calidad de estudiantes universitarios.

La tragedia remeció al país y especialmente a la familia del fútbol, generando las primeras manifestaciones de sentimiento mutualista en Chile y produjo acciones de solidaridad con apoyo internacional, especialmente de Boca Juniors de Argentina, recuerda Al-Konr.






El equipo de Green Cross captado en Osorno, dos días antes del accidente. Aparecen el kinesiólogo González (primero desde la izquierda en la fila de pie), y siete de los ocho futbolistas que murieron: Vega (tercero), Silva (cuarto), Coppa (quinto), Hermosilla (séptimo), Toledo (primero desde la izquierda en cuclillas), Contreras (segundo) y González (tercero).






Martes 4 de Abril 1961

La tragedia De Green Cross ( Según la Prensa de la época )

El lunes 3 de abril de 1961, en la ladera noreste del cerro Lástimas (cerca de Linares), se estrelló un DC-3 de LAN. En su interior viajaban futbolistas de este equipo, su cuerpo técnico, dirigentes y tres árbitros. El aparato fue encontrado una semana después. No hubo sobrevivientes. Este es el relato, reconstruido a base de tres crónicas.

Desde la tarde de ayer se encuentra perdido un avión DC-3 de la Línea Aérea Nacional, que cumplía vuelo itinerario desde la ciudad de Castro, en la isla de Chiloé, con destino a la capital. Su último contacto por radio ocurrió a las 19.35 horas: el piloto anunció que tenía hielo en las alas y en la hélice, y pidió autorización para un aterrizaje de emergencia. Su autonomía de vuelo alcanzaba solamente hasta las 23 horas y debía llegar a Los Cerrillos a las 21.30 horas. A su bordo venían 21 pasajeros, entre ellos jugadores de fútbol del Green Cross.

En las primeras horas de la madrugada, entrevistamos al vicepresidente del Club de Deportes Green Cross, señor John Arthur, quien declaró que sólo por una coincidencia feliz para él no viajó en el avión extraviado. El señor Arthur explicó que una delegación de futbolistas jugó el sábado pasado en la ciudad de Osorno, por el torneo de la Copa Chile. Ayer en la mañana, cuando se planeó el regreso, el grupo de deportistas se dividió en dos. La mayoría de ellos no quiso ocupar el primer avión LAN, por cuanto éste era caletero y debía aterrizar a buscar pasajeros en las ciudades de Pucón, Temuco y Concepción. De este modo el señor Arthur, conjuntamente con la mitad de la delegación, viajó en el primer avión, el que llegó a Santiago sin novedad a las 21 horas.

Explicó el señor Arthur que en los momentos de zarpar él desde el aeropuerto de Osorno, quedó en ese lugar esperando el otro avión que provenía de la ciudad de Castro el resto de la delegación. De este modo, ocuparon el aparato extraviado el entrenador, señor Arnaldo Vásquez; el kinesiólogo, señor Mario González; y los jugadores de fútbol, señores Dante Coppa, Eliseo Mouriño, José Silva, Manuel Contreras, David Hermosilla, Berti González, Alfonso Vega y Héctor Toledo; los árbitros, señores Lucio Cornejo, Roberto Gagllano y Gastón Hormazábal; el representante de la Asociación Nacional de Fútbol Amateur (ANFA), señor Luis Medina y el control de la Asociación Central de Fútbol, señor Pedro Valenzuela.

Una búsqueda intensa

Martes 11 de Abril 1961

Ayer fue encontrado el avión en los faldeos del cerro Lástimas, en los Nevados de Longaví, de la zona de Linares.

Se cumplían ocho días de intenso patrullaje aéreo y terrestre en busca del avión desaparecido y ya las esperanzas de encontrarlo se habían diluido: en la gigantesca operación se había observado, prácticamente, todo el territorio de mar a cordillera, entre Los Angeles y Santiago. Numerosas pistas se habían proporcionado y consecuentemente descartado después de minuciosas comprobaciones. Como es corriente en estos casos, incontables personas aseguraron, durante esos ochos días, haber oído o visto al aparato a punto de aterrizar, a muchos kilómetros de distancia del lugar verdadero del accidente.

Cuando ya terminaba el período de trabajo correspondiente a la mañana, el capitán de la LAN, señor Sergio Riesle y el copiloto, señor René Sugg, comunicaron apresuradamente a la superioridad de la empresa que habían encontrado restos del avión extraviado. Más precisamente, habían avistado desde el aire y volando la zona a más o menos unos 2.000 a 3.000 pies de altura, un ala y parte el fuselaje del aparato, el que habría chocado con la ladera nordeste del cerro Lástimas en el cordón de Los Nevados de Longaví, frente a Linares. Por la posición en que se encuentran estas piezas, parece que el avión, luego de estrellarse, se incendió, por lo que se presume que todos sus ocupantes fallecieron de inmediato.

La despedida

Lunes 17 de Abril 1961

Manifestación de intenso pesar fueron los funerales de los pasajeros que perecieron trágicamente el lunes 3 de abril. A la llegada a la Asociación Central de Fútbol, las urnas fueron colocadas en el Salón de Honor de la Asociación, ubicado en el segundo piso del edificio. En un sector quedaron las que contienen los restos de los jugadores, señores Coppa, Mouriño, Toledo, González, Contreras, Hermosilla, Vega y Silva; entrenador, señor Vásquez y kinesiólogo, señor González. En otra sala contigua fueron colocadas las urnas con los restos del funcionario de la Asociación, señor Pedro Valenzuela y de los árbitros, señores Lucio Cornejo, Roberto Gagliano y Gastón Hormazábal. Los señores Cornejo y Gagliano eran casados con dos hermanas y por expresa autorización de ellas los restos de ambos fueron depositados en un solo ataúd.

La capilla ardiente fue visitada por autoridades, dirigentes de instituciones deportivas y por numeroso público, con el objeto de rendir póstumo homenaje a los deportistas fallecidos.

El público concurrió en gran cantidad, por lo cual en la tarde hubo necesidad de organizarlo en hileras y bajo control de Carabineros y dirigentes de la Asociación Central y del Club Green Cross. Además, la concurrencia fue tan numerosa que hubo necesidad de solicitar los servicios de brigadas de la Defensa Civil y de la Cruz Roja, cuyos voluntarios habían atendido, hasta las 20 horas, a 260 personas.

Desde los instantes en que llegaron a la sede de la Federación de Fútbol de Chile, los restos del dirigente de ANFA, don Luis Medina, fueron también muy numerosos los personeros de entidades deportivas y público que visitaron la capilla ardiente. Al igual que los árbitros que montaron guardia de honor durante todo el día junto a los restos de sus compañeros en la entidad de Erasmo Escala, los dirigentes del fútbol lo hicieron junto a la urna del señor Medina, quien era, además, miembro del Tribunal de Honor del balompié profesional.



El trío de infortunados jueces. De izquierda a derecha, Gallano, Cornejo y Hormazábal. Los dos primeros eran cuñados.



Motoristas con banderas de Green Cross despiden a sus hombres. El funeral fue masivo y emotivo.





Plantel "pije" murió en accidente aéreo

Se cumplieron 41 años de la tragedia de Green Cross

(www.lacuarta.cl, 24 abril 2002)

Hace 41 años se produjo la tragedia de Green Cross, cuando el avión en que viajaba el plantel de la cruz verde sufrió el accidente en el que murieron prácticamente todos sus jugadores.

La tragedia ocurrió el 3 de abril de 1961 y Green Cross regresaba de Osorno, donde había enfrentado al cuadro local por el torneo de apertura "Copa Chile" que, con aires de expansión, incorporaba a equipos de todo el país.

En ese accidente perdieron la vida, Luis Medina, dirigente de la ANFA; Pedro Valenzuela, funcionario de la ACF (Asociación Central de Fútbol); Gastón Hormazábal Díaz, Lucio Cornejo Díaz y Roberto Gallano Guzmán, árbitros; Manuel González, kinesiólogo; Arnaldo Vásquez Bidoglio, entrenador; Eliseo Mouriño Oyarbide, Héctor Toledo Pozo, Dante Coppa Mendoza, Berti González Caballero, David Hermosilla Alcaide, Alfonso Vega Mundaca, Manuel "Lito" Contreras Ossandón y José Silva León. Todos ellos viejos "pijes" de Green Cross, que "partieron llevando en sus corazones grabados los colores de esa institución , tal como lo señalaba el olvidado himno deportivo de ese club", como señala Carlos Al-Konr Parra, que fue uno de los jugadores que se salvó, porque no viajó, lo mismo que Miguel Iturrate, por obligaciones propias de su calidad de estudiantes universitarios.

La tragedia remeció al país y especialmente a la familia del fútbol, generando las primeras manifestaciones de sentimiento mutualista en Chile y produjo acciones de solidaridad con apoyo internacional, especialmente de Boca Juniors de Argentina, recuerda Al-Konr.


Tragedia de Green Cross llegará al cine

(www.renacerdeangol.cl, 30 de marzo de 2006)

Uno de los escasos recuerdos visuales que quedan del Green Cross de 1961. La imagen muestra a un equipo lleno de figuras y que resultó diezmado luego de un trágico accidente en las cercanías de Linares. El accidente enlutó a todo el fútbol nacional y se produjo después de un encuentro jugado en el Estadio Bancario de Osorno.





Fue una tragedia. Traspasó a generaciones de amantes del fútbol y a quienes también se conmovieron con lo crudo de la historia. Para ser justos a nadie dejó indiferente el accidente aéreo que le costó la vida a la mitad del equipo de Green Cross.

El hecho ocurrió hace ya casi 45 años -se produjo el 3 de abril de 1961-, pero su recuerdo permanece vigente. Tanto es así que existe interés por llevar al cine la historia y los detalles de cómo se originó la tragedia que terminó con la vida de jugadores que marcaron su época en el balompié nacional.

Así se especula en la capital y de acuerdo a lo que se dice, el encargado de materializar el guión sería el poeta y conductor de televisión Pablo Mackenna.

No existen mayores detalles acerca de la cinta. Tampoco se sabe qué locaciones se emplearán ni quiénes serán los encargados de encarnar a los malogrados deportistas.

Sin embargo, lo que está claro es que el interés por plasmar en el celuloide la tragedia más grande que ha vivido el fútbol chileno existe.

De acuerdo a los relatos que existen de la época, Green Cross -que en ese entonces aún tenía asentamiento en Santiago y que luego se establecería en Temuco- viajó a Osorno a jugar un partido con la selección local por la denominada "Copa Chile".

El encuentro era la vuelta del compromiso que se jugó en Santiago y que terminó con un empate 1-1. Todo un mérito para los osorninos que con un equipo aficionado igualaron con un cuadro profesional que tras dominar la Segunda División había ascendido recientemente al fútbol grande.

En el Estadio Bancario, el partido de vuelta fue intenso y los locales dieron la sorpresa con un triunfo por la cuenta mínima. Después de la derrota, los santiaguinos arreglaron sus bolsos e iniciaron los preparativos para el viaje a la capital.

Para aprovechar los itinerarios de vuelos, el equipo se dividió en dos para viajar a Santiago. De los grupos sólo uno llegó a destino. El que se subió al Boeing DC-3 N°210 de Lan nunca arribó a la capital.

Su rastro se perdió hasta que el 10 de abril de 1961 se divisaron desde el aire restos metálicos esparcidos por el suelo. Más tarde se estableció que era el avión que trasladaba a Green Cross y que se estrelló en el cerro Lástima del Cajón de Longaví, a 3.050 metros de altura, frente a Linares.

En el accidente fallecieron ocho jugadores, el técnico Arnaldo Vásquez, el kinesiólogo, el representante de Anfa, Luis Medina, cuatro funcionarios de LAN, el trío referil, dos representantes de la Central y otros cinco pasajeros.

Una verdadera tragedia del fútbol, del deporte y de la aviación. Un accidente que enlutó a todo el país y que ahora se traspasará al cine con una cinta en la que se plasmarán los recuerdos y las historias de quienes defendieron la camiseta del popular Green Cross y de jugadores talentosos que permanecen en la retina de los amantes del fútbol como Dante Coppa y Eliseo Mauriño.

Lunes 11 de abril de 2011


El día en que Green Cross hizo llorar
El equipo de la Cruz Verde, antes de radicarse en Temuco, sufrió la pérdida de casi la mitad de sus jugadores en tragedia aérea, que este 2011 cumple su aniversario número 50.
b.gif


FOTO20020110411000307.jpg


JUAN PEDRO PEÑA

El hecho, no por lejano, deja de estremecer. Fue el 3 de abril de 1961, a las 23.57 horas, que en la ladera noreste del cerro Lástima -cerca de Linares- se estrelló el avión LAN D.C.3, donde viajaban futbolistas del Green Cross de Santiago, su director técnico y tres árbitros. El accidente se producía en el contexto de que el equipo, en ese entonces capitalino, jugaba por la Copa Chile en Osorno, donde cayó por 1-2.

EL HALLAZGO

"El rastro del avión se perdió hasta el 10 de abril, cuando se divisaron restos metálicos esparcidos. Más tarde se estableció que era el avión que trasladaba a la mitad del plantel de Green Cross que se había estrellado", le comentó a la Revista Fútbol+ (edición 2009 de la Anfp), Santiago García, quien fue parte de ese plantel de fútbol y que -por supuesto- fue parte del grupo que no se subió a ese fatídico vuelo caído hace ya 50 años en la Región del Maule sur.

"Todos ellos, los pijes del Green Cross partieron llevando en sus corazones grabados los colores de su institución", declaró en esa oportunidad, Carlos Parra, otro futbolista del equipo de la cruz que se salvó, pero porque no viajó, al igual que Miguel Iturrate.

Se habían cumplido ocho días de intensos patrullajes. Ya las esperanzas de encontrarlo se esfumaban, ya que los esfuerzos se agotaban con la intensa búsqueda, que se hacía de cordillera a mar, entre Los Ángeles y Santiago.

Por el incendio detectado en la máquina, se supuso que la muerte de todos debió ser instantánea. El rescate de los cuerpos fue enormemente complicada, por lo inaccesible del lugar. Luego de aquello, se llevaron a Linares cinco cuerpos; mientras el resto pasó a los expertos para su identificación.

LA FUSIÓN

Quizás si acicateados por esta tragedia, cuatro años después el club Green Cross capitalino pasó a fusionarse con Deportes Temuco para ser, a partir del año 1965 -y hasta 1985- el Green Cross de Temuco.

El fatídico vuelo provenía de Castro originalmente. El equipo de fútbol se embarcó en Osorno donde había disputado un encuentro el sábado 1 de abril contra el equipo local por la Copa Chile. El plantel se dividió en dos grupos para regresar a la capital en aviones diferentes. La mayoría de los jugadores no quisieron viajar en el primero porque realizaba demasiadas escalas antes de llegar a Santiago (Pucón, Temuco y Concepción), entonces varios se quedaron para esperar el otro, que finalmente sería una decisión fatal.

LA NÓMINA

En el accidente perecieron 24 personas: 4 tripulantes y 20 pasajeros. Entre ellos el entrenador, Arnaldo Vásquez; el kinesiólogo Mario González; y los jugadores Dante Coppa, Eliseo Mouriño, José Silva, Manuel Contreras, David Hermosilla, Berti González, Alfonso Vega y Héctor Toledo; también los árbitros, Lucio Cornejo, Roberto Gagliano y Gastón Hormazábal; el representante de la ANFA, Luis Medina y el control de la Asociación Central de Fútbol, Pedro Valenzuela.
 
Última edición:

bluebird3

Moderador
Miembro del equipo
1 Dic 2010
29.103
1.100
8
Chile
El avión que se estrelló en los Andes hace 53 años y apareció dos veces
Hace unos días aparecieron los restos de un avión que se estrelló en los Andes hace 53 años, pero la noticia generó más interrogantes que respuestas.

Hace unos días aparecieron los restos de un avión que se estrelló en los Andeshace 53 años.

La noticia generó más interrogantes que respuestas, ya que ese mismo avión, en el que viajaba parte de la plantilla de un equipo de fútbol, ya había sido hallado ocho días después del accidente.

¿Por qué los andinistas no hicieron pública la ubicación del hallazgo? ¿Se trata de nuevos restos del vuelo, o los mismos de 1961? ¿Surgirán nuevos datos sobre el accidente o sus víctimas?

Vea en este video los restos hallados a principios de este mes, y lea en esta nota de Paula Molina para BBC Mundo detalles sobre el misterioso caso.

video en el link

http://www.24horas.cl/noticiasbbc/e...des-hace-53-anos-y-aparecio-dos-veces-1583412