Bandera de CHILE.

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
La Primera Bandera Nacional (1812-1814). ¿Por qué es un símbolo del nacionalismo?



"La Patria amada, sí / con la bandera / que bordó con sus manos / doña Javiera" (Letra de una cueca de la tradición folklórica urbana chilena)

La primera bandera nacional, conocida como la de la Patria Vieja y formada por tres franjas horizontales (de arriba a abajo: azul, blanco y amarillo), fue creada durante la Presidencia del General José Miguel Carrera como un distintivo para los patriotas que luchaban por consolidar la independencia. Se dice que la pieza original fue bordada por la hermana de don José Miguel, doña Javiera Carrera.

Fue usada por primera vez el 4 de julio de 1812, durante la cena rendida por la ciudad de Santiago en homenaje al cónsul de los Estados Unidos y amigo personal de Carrera, Mr. Joel Robert Poinsett, en el aniversario de la independencia de ese país, que hemos descrito más arriba. Su carácter oficial se estableció el 30 de septiembre siguiente, también junto a escudo, aunque todavía no era emitido un decreto al respecto.

Algunos círculos opositores a Carrera han intentado deslizar la idea de que este pabellón no llegó a tener ni la fuerza ni la penetración que los emblemas posteriores, más asociados a los símbolos de la Logia Lautarina. Sin embargo, es un hecho que este emblema fue usado como estandarte en las batallas de Yerbas Buenas, de San Carlos y de El Roble, en abril, mayo y octubre de 1813, respectivamente. De hecho, al constatarse que esta bandera había sido adoptada de manera obligatoria por decreto del 15 de junio de 1813, para impedir el uso de cualquier emblema español dentro del territorio, cae por tierra el mito de la superficialidad que, supuestamente, habría tenido el símbolo.

Según Fray Camilo Henríquez, los tres colores de la bandera, que también aparecen en la primera escarapela nacional, representaban los tres valores del flamante Estado:

  • Amarillo: la Majestad

  • Blanco: la Ley

  • Azul: la Fuerza.
Aunque otras interpretaciones aseguran que la inspiración de Carrera fue la siguiente:

  • El cielo azul.

  • La nieve blanca de los Andes.

  • Los campos dorados de trigo.
Con el nefasto Tratado de Lircay, que retrocedió la situación de Chile al mismo estado que en el total dominio español, el nuevo Director Supremo y declarado enemigo de Carrera, Coronel Francisco de la Lastra, ordenó abolir la bandera carrerina y el izamiento de la española, alcanzando a ser utilizada el 1 y 2 de octubre de 1814 en la batalla de Rancagua, según algunos lo interpretan de los versos de Vera y Pintado escritos para las exequias rendidas a los caídos, en 1817, conmemoración de la que hablaremos más abajo:

"La sangre de los héroes de Rancagua,
Dignamente vengada por la fuerza,
La triste palidez del amarillo,
En rojo animador el color trueca".


Tras el desastre, fue llevada con los patriotas que cruzaron la cordillera hasta Mendoza eludiendo a los realistas. La Batalla de los Papeles (11 de octubre de 1814), cuando Carrera protegió la retaguardia de la caravana chilena conducida por O'Higgins cerca de los Andes, sería su último lucimiento en combate. Tras marginarse injustamente a Carrera del proyecto libertador, por decisión de San Martín y de O'Higgins, Chile se quedó sin bandera hasta 1817. En su lugar, los patriotas usarían la llamada "bandera de los Andes" hasta la batalla de Chacabuco, que volveremos a ver más abajo.

Desde su creación y su incidencia en la vida nacional, esta bandera de la Patria Vieja quedó convertida en un símbolo de la emancipación chilena y de la parte de hispanidad que había en este tránsito de la identidad nacional, a pesar de la revolución contra la Península. El General Carrera, a su vez, simboliza el inicio del proceso independentista y el forjamiento de un modelo republicano nuevo para Chile, concepto nacionalista que volverá aparecer después con el ministro Diego Portales y su concepción del Estado en forma.

Por esta razón, la tricolor carrerina siguió constituyendo un símbolo muy utilizado por el nacionalismo chileno, hasta nuestros días. Era, además, el emblema principal del Movimiento Nacional Socialista de Chile, utilizado por tal hasta la Masacre del Seguro Obrero, episodio luego del cual se cambió el pabellón del movimiento político por uno rojo de 59 estrellas blancas, una por cada camarada asesinado en la torre el 5 de septiembre de 1938.

También está presente en ceremonias de conmemoración histórica relativas a este período, como el aniversario del Instituto Nacional, fundado por Carrera, y en el homenaje anual que se realiza ante la tumba de los hermanos Carrera en la Catedral de Santiago.




 
  • Me gusta
Reacciones: ron40

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
La bandera de la Transición (1817) y un "cuarto" pabellón olvidado por la historia



Usualmente, se enseña que las banderas chilenas han sido sólo tres: la de la Patria Vieja, la de Transición y la actual. Sin embargo, existe una cuarta bandera, previa a la definitiva de la República, cuyo uso marginal y efímero ha llevado a muchos autores a desconocer su existencia o minimizar su valor como símbolo patrio e histórico.

En orden consecutivo, partimos con la Bandera de la Patria Vieja, concebida en 1811 por don José Miguel Carrera; luego la Bandera de la Transición del 26 de mayo de 1817, diseñada aparentemente por don Juan Gregorio Las Heras. Otras fuentes señalan la fecha de creación el 18 de octubre de ese año. Dudamos de este dato, pues su presentación oficial tuvo lugar el día de la Virgen del Carmen, Patrona del Ejército, el 16 de julio, y volvió a realizarse una solemne exhibición en el Aniversario de la Declaración de Independencia, el 18 de septiembre siguiente, ocasión en la que se lo enarboló al lado del pabellón argentino. Sólo en un último acto se la vio flamear el dos y tres de octubre, en las solemnes exequias de los caídos en Rancagua.

Cabe indicar, no obstante, que hubo un período de relativa confusión en el uso de los emblemas, algo propio del momento por el que pasaba la República, en pleno proceso de configuración política y de ordenamiento administrativo. Esto explica lo efímero de los símbolos patrios en esos momentos. Una gran cantidad de versiones poco fieles al modelo original circulaban en Santiago y Valparaíso, de modo que O'Higgins debió corroborar los colores en una providencia del 3 de septiembre de 1817. Según Soublette, el Libertador dejó manifiesta allí la inspiración de los colores en la Francia revolucionaria.

En el estudio de los mitos históricos sobre estos emblemas patrios, cabe preguntarse si es verdad que la bandera de la Transición debió ser cambiada por su parecido a otras banderas, un comentario frecuente entre los historiadores. Efectivamente, la segunda bandera de la historia de Chile, compuesta por tres franjas horizontales (azul, blanca y roja, de arriba hacia abajo) debió ser modificada en 1817 por la que hemos visto, luego de protestas formuladas a Chile por Francia y Holanda ( MITO nota de RR) dado que el parecido de este emblema con las banderas de estas naciones europeas estaba generando confusiones y errores. Además, la bandera de la Transición no alcanzó a ser oficializada.



El dogma de los historiadores dice que desde esta bandera de la Transición se pasó inmediatamente a la actual bandera jurada de 1818. Se da por hecho esta situación porque, según Diego Barros Arana, la bandera definitiva y actualmente en uso fue creada el 18 de octubre de 1817, sólo quince días después de la última presentación que tuvo la bandera de la Transición en las exequias de los héroes de Rancagua. Pero descubrimientos de las últimas décadas, han arrojado una nueva luz sobre lo que realmente sucedió en los hechos.

A continuación de la bandera de la Transición y ante la necesidad de cambiarlo por su exacta semejanza con la de los Países Bajos (ESE ES UN MITO Nota de RR ) , apareció un emblema misterioso rara vez mencionado por la historiografía oficial chilena: la bandera de tres bandas horizontales (de arriba a abajo: blanco, azul y rojo) y de estrella solitaria; la primera en Chile con esta característica.

El diseño de esta bandera aparece en un decreto, y habría nacido de la urgencia de sustituir el pabellón de la Transición por razones desconocidas (Nota de RR). Su diseño será un aporte a la bandera final de la República, actualmente en uso. Esta bandera ha sido estudiada por el Coronel (R) Manuel Reyno Gutiérrez en el "Anuario de la Academia de Historia Militar: Año X, Nº 4" (1987-1988).



Se especula sobre si este emblema haya alcanzado a ser utilizado parcialmente en los inicios Expedición Libertadora del Perú, ya que aun cuando el actual emblema patrio estaba perfectamente creado en 1817-1818. No contamos con alguna confirmación al respecto, lamentablemente.


Las banderas históricas chilenas. Según el Coronel Manuel Reyno Gutiérrez, serían cuatro y no tres, como se sostiene comúnmente. La tercera bandera de este grupo, de izquierda a derecha, es la que frecuentemente ha sido olvidada por la historia oficial.

Variantes.

 

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
La bandera definitiva de 1817-1818: ¿Quién la creó? ¿Por qué los tres colores?



Hay cierta incoherencia en la descripción que los autores de uno y otro lado hacen sobre los creadores de la bandera de 1818, correspondiente al pabellón patrio de nuestros días. Algunos adjudican su invención directamente al Libertador O'Higgins, y otros al ministro José Ignacio Zenteno.

Según Barros Arana, el diseño fuera legalizado por decreto del 18 de octubre de 1817 y presentado a la luz el 10 de noviembre siguiente, fue concebido por O'Higgins y por Zenteno. Pero otras fuentes atribuyen a Zenteno sólo la orden de crear el pabellón, responsabilidad que fue ejecutada por el militar español suscrito a la causa independentista Antonio Arcos. Sin embargo, otros agregan que su diseño fue tomado de un boceto de Gregorio de Andía y Varela, aumentando las aristas.

Nuestra impresión, y conociendo algo sobre la forma en que los emblemas han sido históricamente concebidos dentro de procesos colectivos de creación, es probable que la bandera chilena haya tenido varios autores simultáneos que trabajaron en su diseño, pero de los que sólo se ha recodado a los principales actores.

No obstante las controversias sobre su creación, hay acuerdo en que esta bandera fue izada por primera vez en Talca, para el juramento del 12 de febrero de 1818, fecha que por muchos años fue considerada en el período de Fiestas Patrias de Chile, antes de quedar identificadas con el mes de septiembre y el aniversario de la Declaración de Independencia de 1810.

Es común oír que los colores de la bandera chilena representan lirismos específicos de la identidad nacional. En las escuelas se enseña más o menos así:

  • El color rojo simbolizaba la sangre derramada en combate por los héroes chilenos que sellaron la Independencia en el campo de batalla.

  • El blanco alude a la cordillera de los Andes y sus altas cumbres nevadas.

  • El azul es el limpio cielo chileno homenajeado en también en el Himno Nacional, además del inmenso mar turquí que baña sus costas.
Puede ser, sin embargo, que estas interpretaciones sean posteriores a la creación del símbolo y, por lo tanto, no correspondan a la intención original con que trabajaron los diseñadores. Esto, porque los colores blanco, azul y rojo de la actual bandera proceden de las tres bandas de colores que formaban la segunda, la de Transición (1817). Y ésta, como vimos, había sido creada tomando textualmente un verso de "La Araucana", de don Alonso de Ercilla, donde dice describiendo la resistencia mapuche contra los conquistadores:

"Por los pechos, al sesgo, atravesadas, bandas azules, blancas y encargadas (rojas)".

El azul está dentro de un cuadrado que corresponde a un tercio de la franja roja que abarca todo el largo de la bandera, por su mitad horizontal inferior. La prolongación de los dos tercios de la parte superior, queda en blanco. Al centro del cuadrado azul va una estrella de cinco puntas.



La Bandera de la Jura de la Independencia de 1818 (Archivos de Editorial Antártica S.A.). Nótese la atractiva disposición de sus elementos y la presencia de una mística "Estrella Venusina" de ocho puntas y canon octogonal al interior de la estrella blanca de cinco picos. El desgaste de los colores, especialmente el azul, se debe al envejecimiento. La pieza original de incalculable valor había sido robada por supuestos grupos subversivos desde el Museo Histórico Nacional, permaneciendo desaparecida hasta fines del 2003, cuando fe recuperada por la gestión de un grupo de periodistas de un medio nacional. Para comprender el sentido simbólico y espiritual de este símbolo, recomendamos leer el trabajo del profesor Gastón Soublette "La Estrella de Chile" (Ediciones Universitarias de Valparaíso, 1984).


Ya vimos que la bandera chilena aparece con estrella en una versión creada para reemplazar el pabellón de la transición. La versión del símbolo patrio que se izó en la proclama de Independencia del 12 de febrero de 1818, sin embargo, guarda algunas diferencias específicas con el que el uso convertiría en el definitivo de nuestros días.

La estrella de cinco puntas estaba colocada con cierta inclinación, de manera que se viera derecha cuando la bandera fuera colocada en forma vertical, a diferencia de la actual bandera en uso, cuya estrella blanca queda derecha y en posición equilibrada sólo si se la dispone horizontalmente. En su anterior había un asterisco de ocho puntas, del que haremos caudal más abajo. Sin embargo, la libertad que existió en los primeros años de la República sobre el uso de los símbolos, permitió el surgimiento de aparentes variaciones y adaptaciones, según veremos también.

En lo que sí parece haber más acuerdo, es en que la estrella blanca de la bandera patria simbolizaba dos elementos concretos: uno político y otro religioso. En lo político, representaría los poderes del Estado y la estabilidad aspirada por la nueva República. En el plano místico, simboliza la presencia de la Virgen del Carmen en las batallas decisivas para la liberación chilena del yugo español, concepto simbólico tomado por O'Higgins al ordenar erigir el primer Templo Votivo de Maipú.

Pero hay referencias interesantes sobre las variaciones que se hicieron a este símbolo, que nos gustaría comentar.

En la carpeta 14 de la colección de archivos navales con el nombre del Marqués español Álvaro de Bazán, se detalla el combate frente a Valparaíso entre las fragatas "Lautaro" y la española "Esmeralda", del 27 de abril de 1818, ocasión en que ofrendara su vida el capitán irlandés Jorge O'Brien. En este documento, que corresponde a un informe del comandante Luis Coig y Sansón para el Virrey Joaquín de la Pezuela, se menciona la existencia de una bandera de proa chilena con una estrella que en lugar de cinco puntas, correspondía a la davidiana de seis.

Según investigadores como Isidoro Vásquez de Acuña y Benjamín González Carrera, la explicación podría encontrarse en que esta estrella, por corresponder al emblema religioso de Israel, había sido tomada varias veces al inicio de ciertos procesos históricos como un anuncio o promesa divina de liberación. Al respecto, cabe indicar que la Logia Lautarina solía comparar en sus ritos al sometimiento de América Latina bajo el yugo español con el cautiverio de Israel bajo del poderío de Babilonia.

Sin embargo, no se ha encontrado ningún otro registro que confirme el uso de esta estrella en los emblemas patrios chilenos de entonces. Además, tanto la estrella del escudo carrerino, como las tres del escudo de la transición y de la que figura en la bandera que modificó la de Transición, eran de cinco puntas, por lo que resulta poco probable que se hubiese quebrado esta continuidad en 1818.

Ya vimos, también, que la coronela que utilizaron las tropas de acción terrestre de la expedición militar que viajó al Perú, estaba basada en la bandera chilena, con la única diferencia de que lucía tres estrellas pentagonales en lugar de una. Más allá de todas estas variaciones y adaptaciones, sin embargo, el aspecto general de la bandera de 1818, con la estrella de cinco puntas, fue el que predominó hasta nuestros días.

Existe un debate interesante, también, sobre el significado de la figura mística que había al interior de la estrella en la bandera chilena de 1818. Dentro de la estrella blanca pentagonal, los creadores incluyeron una segunda estrella de ocho puntas con aspecto de asterisco, alusiva al símbolo venusino de la estrella mapuche de Yepún-Oillehue. El tema ha sido tratado en profundidad por Soublette.

La leyenda dice que era éste el símbolo que O'Higgins quería incluir en el espacio azul de la bandera, en lugar de la blanca, pero la influencia masónica sobre la Logia Lautarina no se lo permitió. La pieza original de esta bandera había sido robada por miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria desde el Museo Histórico Nacional, durante el gobierno militar, permaneciendo desaparecida hasta fines del 2003, cuando fe recuperada por la gestión de un grupo de periodistas del periódico "The Clinic", de manos de agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos.

Sin embargo, han aparecido algunas versiones y reproducciones de esta bandera que presentan ciertas anomalías con respecto al asterisco, mostrándolo con seis o con diez puntas en lugar de ocho, dado un error involuntario y completamente comprensible de interpretación del canon de extensión de las directrices dentro del cual se circunscribe la posición de la estrella octogonal con respecto a la pentagonal.

 

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
¿Qué banderas se usaron por las fuerzas libertadoras de Chile ?



Conformado el ejército de los andes en 1816 surge la necesidad de confeccionar una bandera que le diera identidad. Para esta empresa San Martín recurrió a las manos femeninas de la época como garantía de calidad y belleza. “Fue por esos días, los documentos no precisan exactamente cuándo, que se realizó en la casa de la familia Corbalán Sotomayor una reunión social celebrando una festividad religiosa a la que concurrió el todavía Gobernador Intendente con su esposa y representantes de las mejores familias de nuestra ciudad, es allí donde se originó la idea de confeccionar la Bandera de los Andes”



¿Qué banderas se usaron por las fuerzas libertadoras de Chile y Perú?


La historiografía oficial de la Argentina ha difundido fervorosamente una serie de mitos supremacistas relativos a la Independencia de América, en donde Buenos Aires asume roles altamente protagónicos. Otros mitos colocan a las banderas chilenas cruzadas con las argentinas durante la travesía de la cordillera, como símbolo de unidad fraterna, en el caso de visiones más conciliadoras y americanistas.

Una de las leyendas más comunes sostiene que la Expedición Libertadora organizada por San Martín y O'Higgins en Mendoza, habría llegado hasta la encrucijada de Maipú sólo con banderas argentinas, algo irreal además de técnicamente absurdo, porque, a la sazón, era costumbre que los ejércitos de tierra llevaran sólo las coronelas como emblemas de identificación y no las respectivas banderas patrias.

Lo que sí existió fue una bandera ad-hoc, que guardaba semejanzas con la bandera argentina y que ordenó diseñar el Libertador José de San Martín en 1817 para la expedición, conocida como la "bandera de los Andes", bello emblema que, afortunadamente, después adoptará la provincia de Mendoza para sí, dejándolo en perpetua vigencia, pues luego de Chacabuco y al comenzar a prepararse la expedición al Perú, esta coronela fue sustituida por otra directamente tomada de la bandera chilena, según veremos, ante la apatía y falta de compromiso que Buenos Aires demostró por esta campaña.

Ciertos historiadores argentinos y algunos peruanos, alentados por sentimientos de ingratitud y antichilenismo, han difundido también el mito de que la expedición que partió desde Valparaíso a liberar al Perú del dominio español, tenía la bandera de la Argentina o, según otros autores, la del Ejército de los Andes. El objetivo de estas afirmaciones busca minimizar el protagonismo de Chile en la liberación del país incásico.

Sin embargo, nada de cierto tienen estas afirmaciones. La Escuadra marítima fue enteramente armada con recursos chilenos y esto es confirmado, entre otros, por Diego Barros Arana y el argentino Bartolomé Mitre. Como el gobierno de Buenos Aires no ratificó el Tratado de Alianza, es imposible que haya salido de Valparaíso con bandera de un país que no participaba del proyecto. Difícilmente llevaría otro emblema, entonces.

Con bandera chilena fue que las tropas libertadoras desembarcaron en Pisco; y luego, con la misma, todos los jefes militares y oficiales argentinos fueron ascendidos de grado en Chile, con las firmas de O'Higgins y Zenteno, pues actuaron desobedeciendo las órdenes de volver a Buenos Aires.

Ya hemos visto además que los ejércitos de tierra no llevaban banderas por entonces, sino coronelas alusivas. ¿Sería que allí estaba la supuesta "bandera argentina" que creen ver algunos?... Imposible: el emblema de las tropas confeccionado en 1820, era casi exactamente igual a la actual bandera de Chile, que ya estaba en uso en aquel entonces, pero que tenía tres estrellas en lugar de una, representando a las tres naciones comprometidas en la cruzada (Chile, Argentina y Perú), según lo confirmó Luis Valencia Avaria en el estudio "La bandera del Ejército Libertador" de Boletín de la Academia Chilena de Historia (Primer semestre de 1966, Editorial Universidad Católica de Santiago, pág. 130-137).

Este hecho irrefutable puede observarse en dos acuarelas realizadas por O'Higgins mostrando rendición ante San Martín del batallón realista Numancia(diciembre de 1820). La triple presencia de la estrella podía tener, quizá, algún significado común con las tres estrellas del escudo patrio de aquellos días, descrito más arriba.

http://www.soberaniachile.cl/historia_mitos_y_errores_sobre_los_simbolos_patrios_chilenos.html#2
 
Última edición:

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
Punto de Inflexión 1826 Ensayo del La República Federal de Chile.

Bandera de la República Federal de Chile.



Las Leyes Federales de 1826, o Constitución de 1826, fueron un ensayo federalista realizado en CHILE durante la organización de la República siendo esta su prpouesta para la Bandera de la República Federal de CHILE

Punto de Inflexión 1859 Revolución Constituyente, Bandera de la Región de atacama

La bandera de Atacama y su historia

En 1859 se realiza la Revolución Constituyente, producto de esta rebelión el gobierno central declara en rebeldía a Copiapó y a los Atacameños, estos, preparan su propio ejército para enfrentar a las tropas de Montt, se fundieron cañones balas, se acuñó una moneda propia la constituyente, según Luis Berenguela, se acuñaron 400 mil pesos de ella, y nos preparamos para defender por las armas la libertad y luchar contra el centralismo, la idea de León Gallo, era una nación federal, hecho que el estimaba era lo mejor para esta joven república. Se estableció como emblema la bandera azul con la estrella dorada, el ejército atacameño avanzó a Vallenar donde sumaron más contingente y de allí a La Serena. En las cercanías de esta ciudad se verificó la batalla de Los Loros el 14 de marzo de 1859, donde las tropas de Gallo, vencieron a las tropas chilenas y entraron en la ciudad, luego en Cerro Grande, entre La Serena y Coquimbo, los copiapinos fueron derrotados. Pedro León Gallo debió huir, su destino fue Argentina en este caso la ciudad de San Juan. Lamentablemente la idea de potenciar la región, cualquiera fuera esta no prosperó…pero al menos el pensamiento y acción de los constituyentes evitó que Manuel Montt impusiera a Antonio Varas como candidato, después de la llamada revolución constituyente se pasó del predominio conservador al liberal, asume como presidente José Joaquín Pérez (el último presidente decenal) luego ya comienzan los gobiernos liberales, gobiernos que comienzan la modificación de la Constitución de 1833, en algo había cambiado la historia de Chile, producto del ideario regionalista.


 
Última edición:

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
Enseña Mapuche:

Cronistas como el francés Marie Cesar Famin, en su Historia de Chile de 1839, y muy anteriormente, en el poema épico La Araucana, obra publicada en el año 1569, de don Alonso de Ercilla y Zúñiga, hacen presente que el Pueblo Mapuche utilizaba bandera "una estrella blanca sobre un fondo azul" así como estandartes con los colores azul, blanco y rojo. Y aunque al comienzo -dicen algunos- la Blanca Estrella era una estrella de ocho puntas, ya en el siglo XVIII la bandera habría sido modificada consistente en una estrella de cinco puntas sobre un fondo azul.

Al analizar la primera bandera, se observa que la estrella de ocho puntas tendría un símil con una Cruz Templaria rotada en 45°, ya sea hacia la derecha, o hacia la izquierda; tal como lo muestra la siguiente figura. En efecto, el artista Fray Pedro Subercaseaux, en su óleo "Lautaro", representó esta antigua bandera mapuche, basada en el diseño del lucero Venus.

upload_2015-9-16_8-51-18.jpeg


Bandera Imperio Español vigente en Chile hasta 1812,.

Cruz de Borgoña primera bandera que como tal representa a toda España. Utilizada también como bandera del Imperio donde no se pone el sol.


 
Última edición:

Nacho

Comandante de Guardia
Miembro
Miembro Regular
Pasó tras éste luego Talcahuano, [...]
cubierto de altas plumas, muy lozano,
siguiéndole su gente de pelea,
por los pechos al sesgo atravesadas
bandas azules, blancas y encarnadas
.

La Araucana Canto XXI (1569).