ANTIVENTILACIÓN: Smoke blocking device, un dispositivo no tan nuevo aplicable al combate de incendio

Firestorm

Moderador
Miembro del equipo
16 Abril 2011
3.983
1.298
8


La ciencia ligada al combate de incendios ha alzado la voz este último tiempo, creando de esta forma que exista cierto aumento en la difusión de estudios del National Institute of Standarts and Technology u otras instituciones (que permito decir son oportunas influencias de años de investigación en el viejo continente), y que independiente que sea tardío en relación a pares europeos, los avances pro seguridad de bomberos y las operaciones de estos mismos siempre se agradecen.

En cuanto a los incendios estructurales, hemos cambiado la visión de la curva típica de los fuegos controlados por combustible, y hemos dado preponderancia al control por ventilación en los fuegos modernos llegando al punto donde “el truco es coordinar todo procedimiento de ventilación con todas las demás acciones desplegadas en el lugar del fuego” (Svensson, 2014).



Gráfico 1: Fuego limitado por ventilación - un fuego donde la tasa de liberación de calor y el crecimiento del fuego están regulados por la disponibilidad de oxígeno presente en el recinto. (Departamento de Bomberos de Nueva York, Procedimientos, volumen 1, libro 10)

Debemos entender que cada apertura realizada o ya presente en el recinto, es y debe considerarse como ventilación, que ventilar no es sinónimo de enfriar y que finalmente la Ventilación determinará y estará ligada directamente a la tasa de liberación de calor de ese fuego.
Aquí entra un punto crítico que ha sido tema preponderante en otros países como Inglaterra, Alemania, Suecia y como dije al principio, cada vez se acerca más al continente americano: el control de puerta.

Los Europeos utilizan hace ya varios años una táctica llamada “antiventilación” que consiste básicamente en mantener aislado y confinado el incendio mientras se despliegan las operaciones de extinción; Ed Hartin hace una simple y apropiada definición al indicar que la anti ventilación es el confinamiento coordinado, sistemático y planeado del fuego, humos y gases de la combustión, y la exclusión de aire fresco. Seamos claros, ninguna táctica es absoluta y todo depende de la circunstancia. Lo anterior lo describe en mayor detalle Paul Grimwood en su capítulo de “venting structures- the reality” al señalar…Cerrando inicialmente puertas, manteniendo las ventanas cerradas y restringiendo los puntos de entrada al mínimo, el fuego es localizado y eliminado; mientras, las zonas libres de fuego y rutas de aproximación a éste serán limpiadas del humo acumulado…

Ahora bien, así como las cuñas y dispositivos de bloqueo de puertas mantienen una vía despejada para posibles evacuaciones, un acceso continuo al flujo de aire exterior que utilizamos en las operaciones de ventilación, los SBD (smoke blocking device, llamemos cortinas de humo en español) responden a la necesidad opuesta: controlar la ventilación, transformar un Flowpath bidireccional a uno unidireccional, mantener libre de humo habitaciones cercanas al compartimiento involucrado, pasillos y vías de escape, zonas verticales de seguridad, etc.


Imagen 1. Smoke blocking device. Propiedad de Tempest Technology

Flow Path se define como el movimiento de calor y humo desde el área de mayor presión de un incendio a las áreas de menor presión a través de puertas, aperturas de ventanas y estructuras del techo. Generalmente, a menos que exista una disrupción de las capas termales, el aire caliente viajará en los planos superiores y el aire frío viajará en los planos inferiores (Norwood, Ricci, 2014).

Estos elementos no son tan nuevos, desde el año 2005 se comenzaron a probar dispositivos que permitían controlar el flujo de aire en los incendios compartimentados.
El SBD debe prevenir que el humo viaje desde la parte alta de la puerta, pero si permitir que el aire fresco ingrese por la parte baja de la puerta (este aire fresco, sin embargo, debe fluir con mucha menos turbulencia en orden de prevenir la mezcla de aire fresco y humo). Lo anterior mantiene al mínimo el volumen de humo expelido desde el recinto y mejora las condiciones y seguridad de los bomberos al resultar en menores temperaturas y mejor visibilidad (Reick, 2012).

Referente a la resistencia de este dispositivo, en marzo del año 2009 se desarrollaron una serie de pruebas en Külsheim, Alemania. La cortina de fibras de vidrio contiene un armazón metálico y partes de cuero y plástico. Luego de 15 minutos expuestas al fuego, las partes plásticas comienzan a arder y la cortina sólo se mantuvo adherida por clips metálicos a la estructura de soporte principal. Pese a ello, con este experimento se comprobó empíricamente la positiva resistencia que poseen los SBD para cumplir su propósito (30 minutos aún operativas luego de estar instaladas en la puerta de un recinto completamente involucrado).


Imagen 2: SBD utilizada en operaciones de extinción. Propiedad de Tempest Technology.


Imagen 3: Cortina de humo luego de 30 minutos de exposición a fuego, Külsheim, Alemania.

¿Aplicaciones?
Así como los ventiladores por presión positiva han tenido una acogida más que favorable en las tácticas bomberiles, en opinión del autor, los SBD debiesen abrirse camino de similar manera hacia los compartimientos de nuestros vehículos de emergencia (incluso podemos llegar a pensar que la aplicación de un SBD en un incendio puede ser previo al arribo de bomberos, si se lo entiende como parte de los dispositivos de protección contra incendios presentes en el recinto afectado). La razón es simple, nosotros debemos tener herramientas que se adapten al dinamismo de los incendios actuales, pero que además continúen aportando a la seguridad de las operaciones de emergencias; los SBD cumplen con esto al responder de manera tangible al control de puerta.

En palabras del Dr. Reick, las principales aplicaciones de los SBD son:
  • Mantener libres de humo las escaleras en edificios de varios pisos.
  • Controlar la apertura o cierre de puertas, además de permitirnos control sobre el flujo de aire cuando existan puertas dañadas.
  • Ayudar a la eficiencia de las operaciones con ventiladores por presión positiva.
  • Limitar el flujo de aire al incendio.
  • Estabilizar las condiciones del medio en caso de la ruptura espontánea de una ventana o apertura involuntaria de puertas.
  • Reducir los daños por humo.

Cuando nos aproximamos a un incendio estructural, y como sugiere acertadamente Grimwood en el capítulo de ventilación del libro Eurofirefighter; es adecuado tener como base de toda aproximación táctica a un incendio, la anti ventilación. Mantener el recinto “cerrado” nos permite conocer un estado basal que podríamos describir como más pasivo/ menos (o potencialmente menos) energético que otro generado por ejemplo cuando comenzamos a ventilar de manera indiscriminada o realizamos aperturas sin considerar el tiempo que tomará el inicio de los trabajos con agua. Que se entienda que esta es la intención inicial, partiendo del análisis de esta condición basal pasiva del incendio, podemos comenzar a estructurar nuestras operaciones. No hablamos de no ventilar, sino de elegir la táctica adecuada para el momento determinado.
En palabras sencillas, la primera pregunta relativa a la ventilación en un incendio estructural debe ser: ¿Es necesario ventilar?- recordemos nuevamente, el agua no empuja los incendios, pero la ventilación juega un rol crítico en el desarrollo y crecimiento de éstos.

La ventilación, primero debe tener un OBJETIVO claro, para luego ser dirigida por el comando de la emergencia , teniendo como responsabilidad reunir información proveniente de los grupos trabajando en el interior, condición del incendio, la visión externa desde el puesto de comando, cámaras de imagen térmicas, situación actual de los trabajos de extinción, planos de la estructura, etc. Esto puede ser más fácil de ejecutar en respuestas pequeñas (dos bombas y un carro de escalas, común primera respuesta a un incendio estructural en Chile), pero puede volverse un foco de discusión importante a nivel de comando de incidentes en un evento mayor. Para evitar lo anterior (y como muchas cosas en la vida) es imprescindible la educación, y no hablamos directamente de un tema académico, sino de la relativa a evitar el freelancing bomberil y distanciarse de manera peligrosa de las labores asignadas por el mando.



Gráfico 2: comparación de Temperatura generada por combustibles modernos (modern), antiguos (legacy) y sus correspondientes concentraciones de oxígeno durante el desarrollo de un incendio. Se observan diferencias significativas respecto a los valores peak de Tº, así como en el tiempo de presentación de Flashover. Propiedad de Underwriters Laboratories.

Volviendo a la ventilación, teóricamente se nos enseñan ciertas razones bien conocidas por las cuales es adecuado ventilar:
  • Ventilar para la vida
  • Ventilar para el fuego
  • Ventilar para la seguridad

Ahora bien, veámoslo desde la anti ventilación:

Anti ventilar para la vida: permitiendo que las víctimas al interior mantengan condiciones menos severas (en relación a una condición de incendio completamente desarrollado), al aprovechar el control por ventilación predominante en los incendios actuales mientras se ejecutan las operaciones de rescate correspondientes. Se ha observado en estudios que las posibilidades de sobrevida de una víctima dentro de un recinto, permaneciendo con la puerta cerrada aumentan de manera significativa.
Anti ventilar para el fuego: muy ligado a lo anterior, cerrando puertas reducimos el flujo de aire que alimenta el fuego en desarrollo, ralentizando así el crecimiento del incendio y con esto su crecimiento y energía liberada.

Anti ventilar para la seguridad: Cuando hablamos del control de la emergencia, hablamos del dominio que tenemos sobre la situación presente en el escenario al que respondemos. La seguridad está ligada por ende al Control. Por tanto, mientras mayor dominio sobre el desarrollo del incendio, mayor será la seguridad de la emergencia. Si logramos un impacto concreto sobre los flujos de aire que ingresan a la estructura, y sumamos a esto un ataque y posterior o simultánea (pero idealmente nunca previa) ventilación, estaremos contribuyendo a la seguridad de las operaciones.

Los incendios son fenómenos dinámicos por naturaleza, su desarrollo y expresión va más allá del triángulo o tetraedro del fuego, está pedagogía estática entrega pobre o nula aplicación práctica al bombero que evalúa una emergencia.

Necesitamos que el bombero logre integrar la teoría con lo que observa, así como un médico evalúa signos y síntomas en un enfermo, el comando de la emergencia debe extraer la mayor cantidad de información a través del contexto de este triángulo o tetraedro. En otras palabras, evaluar como las características del recinto, su naturaleza, materiales de construcción, compartimentación, sistemas de protección contra incendios, altura del techo, ventilaciones naturales de la estructura, ductos, hora de la emergencia, información de guardias, conserjes o cuidadores si aplica, recursos disponibles, estrategias y tácticas a ejecutar, etc. pueden afectar al desarrollo del incendio.

La anti ventilación no está en contra de la ventilación, al contrario, son complementarias. Lo importante es saber cuando utilizar una u otra, y como realizarlas de manera coordinada con las otras operaciones en terreno. Es una herramienta válida para respuestas con poco personal, donde las labores de rescate/ataque/abastecimiento no pueden realizarse de manera paralela, que además ha estado presente de manera silente hace varios años en los servicios de bomberos como en la técnica VEIS al cerrar la puerta del cuarto donde se ejecuta la búsqueda.

Cuando los sistemas de seguridad contra incendio son superados, los extintores se hacen inefectivos, los rociadores no logran su cometido, las brigadas de emergencias se ven sobrepasadas, respondemos nosotros. Somos el modo a prueba de fallos. La responsabilidad es ciertamente importante, estudiemos, entrenemos, cuestionemos todo, no demos nada por sabido, mantengámonos siempre hambrientos de conocimiento, apliquemos distintos puntos de vista y trabajemos en pro de la seguridad de las operaciones. Lo único seguro es el cambio.

Referencias bibliográficas

· Svensson, S, Fire ventilation- not a panacea. International fire instructors workshop 2014. Visto en Fire & Rescue Magazine.
· Hartin, Ed. Anti-Ventilation Tactics on the Fireground: In today’s fire environment, we must limit the oxygen provided to the fire. 2014. Visto en http://www.firefighternation.com/article/strategy-and-tactics/anti-ventilation-tactics-fireground
· Grimwood, P. Eurofirefighter. 2008, Cap. 2 ventilation.
· Norwood,PJ. Ricci F. Ventilation Limited Fire: Keeping it Rich and Other Tactics Based Off Science. Abril 2014, visto en http://www.fireengineering.com
· Reick, M. Smoke BlockAID – A portable smoke blocker for fire fighting. 2012.
· Portable smoke stopper Test. 2009. Külsheim, Alemania
· Arnalich, Arturo. Incendios de interior, Ventilación de Incendios. 2015.
· Hartin, Ed. The door control debate continues. 2014. Visto en http://cfbt-us.com/wordpress/?tag=anti-ventilation

Justin Lange C.
Documento Original
La Hermandad de Bomberos

La intención del artículo es invitar a conocer más acerca de un tema determinado, no reemplaza ni intenta sustituir una capacitación formal respecto a los puntos tratados.

http://www.septimapuertomontt.cl/2015/05/antiventilacion-smoke-blocking-device_5.html
 

WPP

Aspirante
Miembro
Miembro Regular
23 Julio 2009
177
69
2
28
Paine-RM / Valdivia-Region de los Rios
Excelente articulo!!, estos son aportes de calidad, muchas gracias.... "Cuando los sistemas de seguridad contra incendio son superados, los extintores se hacen inefectivos, los rociadores no logran su cometido, las brigadas de emergencias se ven sobrepasadas, respondemos nosotros. Somos el modo a prueba de fallos. La responsabilidad es ciertamente importante, estudiemos, entrenemos, cuestionemos todo, no demos nada por sabido, mantengámonos siempre hambrientos de conocimiento, apliquemos distintos puntos de vista y trabajemos en pro de la seguridad de las operaciones. Lo único seguro es el cambio." gran parrafo