Terremoto Japón

felipe.3ra

Chupe
Miembro
Miembro Regular
20 Diciembre 2006
454
0
3
12
Lunes, 16 de julio de 2007 - 09:58 GMT

Fuerte terremoto en Japón

Un sismo de 6,8 grados en la escala de Richter dejó cinco muertos y más de 300 heridos en el noroeste de Japón.
El terremoto, que se sintió a las 0113 GMT, provocó un incendio en una planta nuclear en la ciudad costera de Kashiwazaki

------------------------------------------------------------------

Lo que me interesa, JAPON es un referente para lo que ha ingeniería antisísmica se refiere, sin desconocer que chile tiene una norma nch433.of96, diseño sísmico de edificios, además los ingenieros se basan en los códigos americanos para el diseño sísmico de las estructuras en el país, no podemos desconocer la capacidad de los ingenieros japoneses. Y sus métodos constructivos,

Pero como en toda obra humana, las fallas pueden existir, o mejor dicho van a existir, existe un sin número de factores que intervienen, pero antes de todo debemos conocer que los ingenieros tienen los siguientes principios e hipótesis básicos para el diseño de los edificios:

a) Que resistan sin daños sismos de intensidad moderada
b) Limiten los daños elementos no estructurales en sismo de mediana intensidad
c) Aunque se presenten daños, eviten el colapso durante sismos de intensidad excepcionalmente severa.

Los ingenieros nos dicen que sus diseños, cálculos, son aprueba de fallas (por cierto que no hay duda de la calidad de estos profesionales, de reconocido prestigio internacional), los constructores nos dicen que la calidad de la ejecución de sus obras, son también de un buen nivel, eso tampoco esta puesto en duda, la experiencia nacional asi los dice, los edificios que presentaron principalmente fallas en la experiencia del 85 en la ciudad de santiago, fueron antiguas obras principalmente de adobe. Similares experiencias se dieron en el norte del país en tiempo pasado. En chile desde un punto de vista de la calidad sísmica de sus obras no es mala. En su gran mayoría, pero esto no nos asegura que todas las edificaciones se van a comportar de lo que espera la comunidad profesional, y en particular la población en general.

De la experiencia JAPONESA en julio de 2007, el echo de que una planta nuclear haya sufrido una falla, no deja con la sensación de que nuevamente no importa el esfuerzo humano la naturaleza siempre podrá ponernos en aprietos, sin importar la tecnología, los recursos, puestos para lograr el objetivo.

Por lo tanto es acá donde bomberos como equipo de respuesta de emergencias debe estar preparado para enfrentar esta emergencias a la altura de las circunstancias, estamos muy de acuerdo que se han efectuado trabajos muy importantes en el tema principalmente en el área denominada como el rescate urbano, pero sin duda alguna falta mucho camino por recorrer, la capacitación en el trabajo organizado (SCI) es fundamental, como primera medida para velar por la seguridad del personal que responde a las emergencias, en las grandes urbes esta “gran emergencia” pondrá a prueba toda la capacidad de respuesta del sistema.

Desconozco absolutamente la realidad de los diversos cuerpos de bomberos del país respecto de cual es su experiencia, y como ha sido la preparación para enfrentar esta emergencia, por sobre todo en los cuerpos que atienden urbes de alta densidad poblacional, y con una alta cantidad de edificación en altura, la realidad del gran santiago, la experiencia del 85, no es aplicable como patrón de comparación para la actualidad, puesto que el boom inmobiliario en el que se densifica la ciudad parte en los inicios de los 90, bajando por el año 97 cuando nos golpea la crisis asiática, pero el país vuelve a levantar las grúas en el 2002 a la fecha, por lo tanto la cantidad de edificios y a su vez obras de carácter industrial nos puede traer tremendas complicaciones a nosotros los bomberos, como los primeros en responder. No teniendo una perspectiva de las regiones, me imagino que el aumento de la superficie construida ha sido con cierta proporcionalidad en los distintos centros urbanos.

Por lo tanto bomberos debe estar alerta, ante la imposibilidad de predecir la ocurrencia de un evento de este tipo, debemos pensar que estamos adportas de enfrentar esta emergencia.

Derrumbes estructurales, personas atrapadas y desaparecidas, incendios, derrame de sustancias peligrosas (incluidos los escapes de gas), falta del suministro de agua, personas atrapadas en elevadores, son una pequeña muestra de la cantidad de emergencias a las cuales nuestra institución se va a ver enfrentada.

Las peores condiciones las podemos encontrar con las réplicas posteriores a un evento de gran magnitud, puesto que en este momento las estructuras pueden encontrarse inestables, que hayan alcanzado su última capacidad resistente, y por lo tanto el volver a enfrentar las deformaciones producidas por una nueva aceleración, puede provocar nefastos resultados.

Sin duda alguna estoy dando un punto de vista personal muy alarmista, pero debe ser creo yo el punto de vista de un bombero, debemos plantearnos la peor condición, puesto que como protección psicológica para nuestro personal y para nuestros protocolos de emergencia, si estamos preparados para la peor condición, podremos responder para emergencias intermedias.

Pero estamos preparados, estamos realmente preparados, para una emergencia de este tipo, contamos con la cantidad de personal, para el momento de la emergencia misma, contaremos con la cantidad de personal requerido.

Pensemos en la zona central del país, un sismo de las características del 85, podría fácilmente afectar las zonas de IV, V, RM y VI, regiones, por lo tanto dependiendo de la dirección, ubicación de epicentro, y un sin número de variables, los daños pueden variar pero sin duda, los daños se pueden generar.

No sería inteligente tener un sistema de respuesta inter-regional, ósea debiese existir un sistema organizado para el apoyo, que sean los bomberos de III, VII, VIII, IX y X, la que de una forma organizada y planificada se desplace a las zonas afectadas.

Por que planteo algo como esto, asumiendo que los bomberos de las zonas afectadas van a responder en las primeras horas de la emergencia, pero estas personas tendrán el mismo problema que el resto de la población civil, porcentualmente la misma cantidad de civiles afectados podría ser miembros de la institución, también es previsible que muchos de sus familias directas también se vean afectadas producto de la emergencia, por lo tanto estas personas no se van a encontrar con la tranquilidad para poder responder a esta emergencia.

Pongo como ejemplo la gran cantidad de personal que se requirió para responder a la emergencia de la explosión de Valparaíso en febrero del presente año, donde cuatro edificios resultaron dañados, sin mencionar que prácticamente fueron 7 días de rotación de personal en el lugar hasta finalizar la mimas, ahora imaginemos un escenario similar pero en extensión en la ciudad, 20 o mas edificios con daños de la misma consideración, y sumados los escapes de gas, incendios producto de lo mismo, etc., ect.

Bueno aca dejo una reflexión, espero comentarios, saludos.