Otro Guatemala declara “estado de calamidad” por incendios

Tema en 'Otros paises' iniciado por bluebird3, 19 de Abril de 2017.

  1. bluebird3

    bluebird3 Moderador
    Miembro del equipo

    Registrado:
    1 de Diciembre de 2010
    Mensajes:
    18.913
    Me Gusta recibidos:
    691
    [​IMG]
    El Gobierno de Guatemala declaró este martes el “estado de calamidad” pública en todo el país por los incendios, que afecta en especial al departamento de Petén, la cuna de la civilización maya y uno de los últimos pulmones de América, donde han consumido más de 1,500 hectáreas según cálculos preliminares.La declaración del “estado de calamidad”, aprobada este martes por el Gabinete de Gobierno, tiene como fin de ayudar a la emergencia nacional para regular las donaciones y las compras.
    La medida regirá por un periodo de 30 días a partir de mañana, cuando se publicará en el diario oficial, aunque el Congreso tiene un plazo de tres días para decidir si lo ratifica o no.El decreto, leído por el secretario general de la Presidencia, Carlos Martínez, acompañado por otros funcionarios, afecta a todo el país debido a que 20 de los 22 departamentos están en riesgo por el calor, aunque en Petén es dónde más daño están haciendo.
    Amenaza a la Reserva de la Biosfera Maya
    Un total de 16 incendios, 2 de ellos bajo control, continúan amenazando la Reserva de la Biosfera Maya, que se está consumiendo poco a poco por las llamas a pesar del trabajo que realizan, de acuerdo a los datos oficiales, unos 350 bomberos, militares, guardabosques, voluntarios y tres helicópteros anti-incendios (2 de México y 1 de Honduras) porque Guatemala no tiene.Le puede interesar: Incendios: Bosques de Nicaragua arden más en el 2017Los fuegos han afectado a los parques nacionales de la Laguna del Tigre y Sierra de Lacandón, el Triángulo de Candelaria en la Zona de Usos Múltiples de la Reserva de la Biosfera Maya y otras áreas protegidas.La Reserva de la Biosfera Maya, en el departamento más septentrional de Petén en Guatemala, abarca más de 2 millones de hectáreas de selva tropical de tierras bajas y montañosas, y forma parte del bosque tropical que se expande en México y Belice, una de las mayores extensiones de bosque tropical de la región.En esta área los daños están siendo “irreversibles, incuantificables e invaluables”, según el Consejo Nacional de reas Protegidas (Conap).La zona es conocida por sus niveles particularmente altos de biodiversidad, hogar de jaguares, pumas, ocelotes, monos aulladores o tortugas de agua dulce, entre muchas otras especies.
    Alerta roja en Petén
    Petén, que tiene una extensión de 35,854 kilómetros cuadrados, es el más grande de los 22 departamentos de Guatemala y debido a los incendios permanece en alerta roja desde el 10 de abril.El Estado de calamidad le permite al Ejecutivo allanar varios procedimientos de ley para atender la emergencia, en este caso los incendios forestales, y coordina todas las acciones a través de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y el Sistema de Prevención y Control de Incendios Forestales (Sipecif).Además, permite evacuar a personas dentro de áreas afectadas por el fuego o que estén en peligro, coordinar albergues y exime de obligación la licitación de bienes y servicios para atender la emergencia, así como de impuestos a las donaciones.El portavoz de la Presidencia, Heinz Heimann, dijo que se integrará un equipo interinstitucional para garantizar la transparencia en las compras dentro del estado de calamidad.El Gobierno tiene 200 millones de quetzales (unos 26.6 millones de dólares) como un fondo de emergencia y estos serán utilizados durante este Estado de calamidad pública.La Ley de Orden Público, en su artículo 14, establece que el estado de calamidad pública podrá ser decretado por el Ejecutivo para evitar “en lo posible los daños de cualquier calamidad que azote al país o a determinada región, así como para evitar o reducir sus efectos”.

    [​IMG]

    http://www.laprensa.com.ni
     
  2. bluebird3

    bluebird3 Moderador
    Miembro del equipo

    Registrado:
    1 de Diciembre de 2010
    Mensajes:
    18.913
    Me Gusta recibidos:
    691
    Lo poco que nos queda lo estamos perdiendo

    Francisco Cáceres Barrios
    caceresfra@gmail.com

    Ante la pasividad e indolencia de nuestras autoridades superiores, muchas hectáreas de nuestra Biósfera Maya están siendo devastadas por el inmisericorde fuego, mientras un reducido grupo de bomberos forestales, pasando una y mil penurias han seguido luchando para preservar el valioso recurso forestal de Petén, el que sigue ardiendo en diversos siniestros activos o sigue siendo utilizado de manera poco conveniente para los intereses de la nación.

    ¿Y para qué existe la mentada Fuerza Aérea Guatemalteca, si no es para brindar un decidido apoyo al Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap)? Fue la pregunta que un reportero le hizo a nuestras autoridades, quienes rápidamente cambiaron de tema para explicar lo que estaban haciendo y que su mayor esperanza era que lloviera pronto para así contribuir a apagar los incendios existentes y prevenir los futuros. Otra triste realidad es que tenemos “fuerza”, pero no contamos con aviones ni equipo adecuado. Mientras tanto, helicópteros de la Fuerza Aérea Hondureña y mexicana se han sumado para prevenir que lo mismo ocurra en sus respectivos territorios, lanzando por su medio miles de litros de agua, aunque hasta el momento no hayan sido suficientes.

    Todo lo anteriormente descrito es tan solo una pequeña muestra de lo mal que andamos, como del tamaño de las consecuencias derivadas de los pésimos gobiernos precedentes al presente, habiendo dejado una carga que lo más seguro es que se siga heredando sin contar con alguna posible solución o ¿alguien sin matices políticos podrá hacerse ilusiones de que el actual tenga en su agenda prevenir y combatir con mayor efectividad tales siniestros y mantener el control efectivo de Petén para preservar nuestra biósfera?

    Tardíamente se acaba de decretar el Estado de Calamidad Pública, como que solo con ello se lograra retomar el liderazgo para que de ahora en adelante se pudieran tomar las medidas necesarias, fueran de carácter organizativo, financiero y, sobre todo, para contar con el recurso humano capaz para dirigir, organizar y ejecutar aquellas políticas públicas que nos lleven a recuperar el control perdido en Petén, como que se siga deteriorando.

    Según las informaciones del Conap actualmente hay 16 incendios forestales activos en Petén, lo que ha destruido ya 1 mil 400 hectáreas y afectado a los parques nacionales, como que en algunos casos han causado daños irreversibles. De esa cuenta lo único cierto y seguro es que seguimos viviendo una de las condiciones más precarias del Estado guatemalteco, por lo que tanto sus instituciones, funcionarios y empleados debieran ser motivo de una reingeniería total, pues de lo contrario el destino final será el desastre total. Solo seguir armando parapetos politiqueros no es suficiente

    http://lahora.gt/
     

Compartir esta página